Profesores de Secundaria denuncian que la LOE mantiene o aumenta los "disparates" de la LOGSE

DICE QUE "BORRA SU IDENTIDAD" DE ESPECIALISTA

L D (EFE)

La Federación Sindical de Profesores de Secundaria (FPS) denunció este lunes los "disparates" que el proyecto de la LOE mantiene o aumenta respecto a la ley en vigor, la LOGSE, de 1990, en la promoción de curso, un modelo comprensivo de enseñanza, controles del sistema educativo o derechos del profesorado. En especial, hacen hincapié en que la nueva ley aboca a la "desaparición" del profesor de Secundaria y "borra su identidad" de especialista.

El presidente de la FPS, Honorio Vega, ha citado el artículo 94 y las disposiciones adicionales séptima y novena de la nueva ley, donde se establecen "agujeros" para que maestros puedan enseñar en toda la Secundaria "sin necesidad" de oposiciones ni de titulación superior exigida hasta ahora. Los profesores de secundaria también lamentan que la ley rebaje la formación inicial de los docentes en su especialidad de "cinco a tres años", y podrán ser "obligados a impartir asignaturas de otras especialidades".

El secretario general de FPS, Antonio Gimeno, explicó que el artículo 28 convierte en "dioses" a los equipos docentes porque los faculta para poder "cambiar" la calificación final del profesor de cada asignatura con criterios como "intereses económicos o de estabilidad de plantilla". "Es inmoral -aseguró-, es prostituir la Educación Secundaria, es ofrecer estabilidad laboral a cambio de admitir esto, un engaño para todos a cambio de la mejora de la estadística del fracaso escolar".

Otro motivo de queja es que la LOE ampara la promoción "automática", ya que sólo podrán repetir dos veces en ESO, y sólo una vez un mismo curso, lo que menosprecia el esfuerzo y obliga a los alumnos a incorporarse a un nuevo curso que "no pueden aprovechar". Lamentan que no haya "ni un sólo control externo" con valor académico, que "disminuyan" las competencias del director y que se mantenga un Bachillerato de dos años (debiera ser de tres) y sin una prueba de evaluación.

Gimeno criticó también que la nueva ley autoriza a los alumnos a "decidir libremente la no asistencia a clase" con el "simple" requisito de reunirse y comunicarlo antes.

La primera atención a la diversidad comienza por los alumnos que sí quieren estudiar, por lo que es necesaria la diversificación de la enseñanza, según comentó su compañero Eduardo Calderón. La FPS, que estudia movilizaciones, defendió el "cheque escolar" (ayuda directa a las familias para que escolaricen a los hijos en el centro que elijan), denunció el crecimiento de los conciertos y que se haya elaborado una ley que concibe la educación pública como una "beneficencia".

Gimeno denunció que los padres de la LOGSE (Ley Orgánica General del Sistema Educativo) y la LOE son los mismos, pertenecen al Instituto IDEA y hay "vinculaciones estrechas" de éste con la patronal de centros concertados religiosos FERE-CECA.