¿Qué pasa con la educación? Al final del proceso, la decepción

La Vanguardia. 15 mayo 2007

ANTONIO AGUIRRE PACHECO

Decano del Colegio de Doctores y Licenciados en Bellas Artes y Profesores de Dibujo de Catalunya

 

Las expectativas de cambio e innovación educativa que se crearon con la LOE con respecto a la educación visual y artística no se han cumplido

Si se me permite simplificar, podemos afirmar que son dos las funciones básicas que en estos momentos - y con vocación de futuro- tiene la educación visual y artística. La primera hace referencia a la alfabetización visual y la educación en los recursos y estrategias de comunicación y conocimiento de la realidad visual en un marco social y cultural, principalmente, en el que la competencia visual y la creatividad son elementos instrumentales e indispensables.

La segunda es consecuencia de la primera, y se refiere a la contribución de la educación visual y artística a la formación integral. Atendiendo a las competencias básicas que aportan el cálculo, la lectura y la escritura, la educación visual y artística supone una cuarta competencia muy acorde con las nuevas formas de conocimiento y comunicación propias de la actual sociedad visual. Con respecto a las estrategias creativas de conocimiento que aporta, y también a los contenidos temáticos y procedimentales que se trabajan, podemos afirmar que la educación visual y artística aporta elementos significativamente motivadores y puede establecer vías de colaboración con otras áreas del currículum en beneficio del éxito educativo global. Yendo más allá de los aspectos básicos explicados, la educación visual y artística supone hoy una opción de futuro profesional muy amplia. La base de esta opción está en la educación obligatoria, pero no es considerada por el sistema educativo una opción válida. Existen muchas profesiones relacionadas con las artes y el diseño que configuran una industria importante.

El alumnado de secundaria no conoce esta potencialidad porque no se le ofrece una formación suficientemente continuada y orientadora. El espacio educativo artístico en los institutos catalanes ha sido siempre inferior al resto del de las comunidades autónomas, o al menos desde que se implantó la Logse. El decreto de Humanidades y la LOCE del gobierno del Partido Popular, que no se implantó, casi hicieron desaparecer la educación visual y artística de la secundaria obligatoria. Los argumentos del Ministerio de Educación y del Departament d´Educació de la Generalitat actuales toman como referencia la LOCE cuando dicen que con la LOE no se pierden horas de educación visual y artística.

Las expectativas de cambio e innovación educativa que se crearon con la LOE con respecto a la educación visual y artística no se han cumplido. Las aportaciones de los sectores implicados no se han recogido ni en el ámbito ministerial ni en el autonómico. Como siempre, lo que ha pasado es que la educación visual y artística ha visto una vez más reducido su espacio educativo, y la diferencia de horas dedicadas a esta materia respecto de las mejor consideradas ha aumentado todavía más. Es decepcionante que ningún equipo de gobierno tenga el coraje suficiente para no ceder a simples presiones corporativistas y, por el contrario, iniciar la construcción de un sistema educativo innovador y realmente participativo, donde los nuevos espacios educativos formen parte de un equilibrio más ajustado a las necesidades reales y los derechos de los alumnos a decidir su futuro.

ANTONIO AGUIRRE PACHECO, decano del Colegio de Doctores y Licenciados en Bellas Artes y Profesores de Dibujo de Catalunya