La Generalitat adjudica a Vidacaixa las pensiones de 140.000 funcionarios

El plan, pactado ya hasta el 2008, tendrá una dotación inicial de 40 millones

Vidacaixa ha ganado el concurso público para gestionar el plan de pensiones de los funcionarios, del que La Caixa actuará como depositaria. El plan ya está dotado con 40 millones de euros y recibirá una aportación de menos de l0,5% de la masa salarial de los empleados públicos hasta el 2008.

 

LA VANGUARDIA - 00:00 horas - 23/11/2005

La comisión promotora del plan de pensiones del ámbito de la Generalitat hizo público ayer que ha seleccionado a Vidacaixa, filial de Caifor - controlada a partes iguales por La Caixa y Fortis- para gestionar el plan de pensiones de los 140.000 funcionarios, cuya media de edad es de 42 años. La Caixa actuará como depositaria del fondo de pensiones donde se integra el plan.

La adjudicación se produce tras un concurso al que también se presentaron Caixa Catalunya, Banco Popular, Caja Madrid, Banc Sabadell, BBVA, Caixa de Girona y Caixa Sabadell como depositarias y otras ocho entidades gestoras. Según el director general de Política Financera i Assegurances de la Generalitat, Miquel Salazar, la oferta ganadora supondrá a los funcionarios de la Generalitat "el mejor plan del Estado español". Fuentes de la comisión promotora destacaron que la adjudicación responde a una suma de valores como la experiencia, la solvencia o la red de oficinas, entre otros. Asimismo, la comisión ha tenido en cuenta que la oferta de la entidad ganadora también ofrecía ventajas adicionales para los funcionarios como créditos hipotecarios en buenas condiciones, tarjetas de crédito gratuitas o descuentos en seguros.

Vidacaixa Previsió Social gestiona más de 4.200 millones de euros de planes de pensiones de empleo, con una cuota de mercado del 15%, según la entidad, y casi 130 planes gestionados. Salazar destacó el nivel de transparencia del concurso y aseguró que todas las ofertas eran "muy competitivas". El plan de pensiones se formalizará inicialmente con 140.000 partícipes, correspondientes al número de trabajadores de la Generalitat y organismos autónomos.

Aun así, el director general de Función Pública, Joan Plana, explicó que el plan podría ser ampliado a todas las administraciones catalanas, tanto la local como la universitaria. El plan se constituirá con un fondo inicial de casi 40 millones de euros para el 2004 y el 2005, y el Govern aportará anualmente una cifra que no podrá ser superior al 0,5% de la masa salarial del personal, mientras que la entidad adjudicataria tendrá una comisión fija del 0,1% y una variable inferior al 0,2%. La aportación del Govern del 0,5% se mantendrá hasta el 2008.