La nueva prueba de selectividad cerrará en el año 2010 la reforma educativa del Gobierno

Mar Villasante. LA RAZON 19-05 - 2006

Cabrera confirma el retraso de un curso en la aplicación del grueso de la LOE - En septiembre se extenderán los planes de refuerzo para repetidores - La asignatura de Educación para la Ciudadanía se introducirá en Primaria a partir de 2009

Madrid- La titular de Educación, Mercedes Cabrera, confirmó ayer a los consejeros del ramo lo que el ministerio ya había adelantado hace dos semanas a los responsables autonómicos: la Ley Orgánica de Educación comenzará a aplicarse a partir del curso 2007-2008. Y es que, en la práctica, con el retraso en un año de la entrada en vigor de los nuevos criterios de promoción y evaluación -que en un principio estaban previstos para este curso 2006-2007-, el grueso de las medidas del nuevo sistema no se aplicará hasta casi el final de la legislatura.

En el curso que comienza este mes de septiembre sólo se extenderán los programas de diversificación curricular, que consisten en la adaptación de las enseñanzas para alumnos más rezagados que han cursado 2º de ESO, ya han repetido una vez en la etapa y no se encuentran en condiciones de pasar de curso porque han suspendido. También se quiere introducir la nueva matriculación de inmigrantes: posibilidad de aumentar las ratios un 10 por ciento para la escolarización tardía y programas para compensar sus carencias, mientras que el resto de artículos que comienzan en este 2006 se refieren sobre todo a organización de los centros y a condiciones del profesorado.

Plazos. El proyecto de Real Decreto de calendario la LOE establece que los seis cursos de Primaria y los cuatro de ESO comenzarán a implantarse progresivamente desde el año académico 2007-2008.

Cuando entren en vigor los nuevos criterios de promoción y evaluación en 2007, los alumnos de Secundaria Obligatoria tendrán que repetir si han suspendido más de dos asignaturas, aunque «excepcionalmente» el equipo docente puede dejarle pasar si considera que las materias en cuestión no le impiden seguir, es decir, que no son importantes.

Pero los alumnos sólo podrán repetir una vez por curso, de forma que pasarán sin remisión aunque vuelvan a suspender, eso sí, con los planes de refuerzo que la ley ha previsto y que se pondrán en marcha este año. El que viene, además, las comunidades autónomas empezarán a desarrollar las pruebas extraordinarias de recuperación en junio o, como han convenido las del PP, en septiembre.

Del cómputo de suspensos para repetir habrá que restar a partir de ahora la evaluación de la asignatura de Religión, que deja de ser obligatoria, al contrario que la nueva Educación para la Ciudadanía, que se impartirá en uno de los tres primeros cursos de ESO (de 12 a 14 años), por lo que podría aplicarse desde el año 2007, cuando se introducirán las nuevas enseñanzas previstas en la LOE para 1º y 3º de Secundaria Obligatoria. Algo más podrán esperar los alumnos de Primaria, donde la polémica asignatura figurará en 5º o 6º, cursos cuyas enseñanzas han sido planificadas para el año 2009.

En 2007 también comenzarán los nuevos criterios de admisión de alumnos, que incluyen una distribución equilibrada de los inmigrantes en la red de los centros públicos y concertados.

Ya en 2008 está previsto que se implanten las nuevas enseñanzas en 5º y 6º de Primaria y las de 1º de Bachillerato, así como la nueva Educación Infantil, en cuyo segundo ciclo (3 a 6 años) se garantiza la gratuidad en los centros públicos y en los concertados. El ministerio repartirá 175 millones de euros en 2006 para que las autonomía financien esta etapa.

Este año también se generalizarán las evaluaciones de diagnóstico (de carácter externo, sin consecuencias para el alumno y dirigidas a conocer el nivel de competencias de los escolares) en 4º de Primaria (entre 10 y 11 años) y en 2º de Secundaria. A su vez, se pondrán en marcha los nuevos Programas de Cualificación Profesional, que sustituyen a la Garantía Social, y que irán dirigidos a alumnos mayores de 16 años, excepcionalmente de 15, que no hayan obtenido el título de ESO, para su inserción sociolaboral.

Finalmente, en 2009-2010 se introducirán las nuevas enseñanzas en 5º y 6º de Primaria y de 2º de Bachillerato, así como las nuevas pruebas de acceso a la Universidad, que sustituirán a la actual selectividad.

Mercedes Cabrera destacó que la propuesta de calendario se ha basado en el diálogo y el debate con los consejeros, cumple el compromiso de aplicar la ley en un periodo de cinco años y trata de introducir la LOE «en cursos que conviene empezar por ellos y con prudencia y medida para mantener el buen funcionamiento de todos los centros escolares».