Necesitan exámenes en septiembre

EL PAÍS (Cataluña) 2-9-2004

Antonio Jimeno (Sindicato de profesores AMES)

En muchas comunidades autónomas, desde el miércoles uno de septiembre, los alumnos de ESO y Bachillerato con asignaturas pendientes se están presentando a los exámenes de recuperación. Han tenido más de dos meses por prepararse y no sólo unos pocos días como han tenido en Cataluña, porque así lo decidió nuestro Departamento de Educación. Obviamente, muchos de nuestros alumnos suspendieron simplemente por falta de tiempo y algunos fueron sentenciados a repetir curso, ya en el mes de junio, cuando quedaba todo un verano por delante. Es evidente que nuestros jóvenes también necesitan oportunidades para rectificar y para adquirir hábitos de trabajo y no tiene ninguna justificación el no quererlas dar.

Si pensamos en las olimpiadas que se acaban de celebrar, veremos que su gran lección es constatar la capacidad de esfuerzo que todos los participantes habían adquirido. Si esto va acompañado de saber no poner en peligro la salud y de saber aceptar deportivamente el no haber llegado a ser el primero, esta característica es una garantía de estar bien preparado para todas las exigencias que implica la vida de adulto. Adquirir hábitos de trabajo y aumentar la capacidad de esfuerzo es la gran asignatura pendiente de muchos de nuestros jóvenes. La responsabilidad de dar oportunidades por adquirirlas no es de ellos sino de sus padres y de los que establecen el modelo educativo. Hace falta rectificar e ir a un sistema en el cual, además de enseñar, se ayude a los padres a poder educar a sus hijos.