Se acabó la subvención al portátil en las aulas

Ensenyament dejará de subvencionar los ordenadores; cada instituto decide ahora si seguir con el programa por su cuenta
La Vanguardia Vida | 12/07/2012
http://www.lavanguardia.com/vida/20120712/54324761650/acabo-subvencion-portatil-aulas.html

Ensenyament dejará de subvencionar los ultraportátiles escolares a partir de este septiembre. Hasta ahora la Generalitat aportaba 150 euros por alumno para la compra de netbooks -la familia pagaba otros 150 euros-, pero ya no habrá más dinero público. El Ministerio de Educación suprimió hace unos meses el programa de Zapatero Escuela 2.0 y creará su propio plan de digitalización escolar, aunque todavía ha de concretar su contenido y el presupuesto -será mucho menor que el del ejecutivo socialista-. Estado y Generalitat financiaban a partes iguales la introducción de los portátiles en el aula, pero el Gobierno central ha dejado a la Generalitat sin esta partida. Así que Ensenyament debía decidir si continuaba financiando los ordenadores el curso 2012-2013 con sus propios fondos. La decisión final: no.

El curso 2011-2012 cerca de 600 centros públicos y concertados de Catalunya habían implantado ya el netbook en la modalidad "un ordenador por estudiante" (1x1). Fue el programa estrella de la anterior Conselleria d'Ensenyament, encabezada por Ernest Maragall. El próximo septiembre debían incorporarse al programa más de 30.000 alumnos nuevos de 1.º de ESO, el crecimiento vegetativo de los centros que utilizan el portátil, pero hace un par de semanas Ensenyament comunicó a los directores que no recibirán los 150 euros por estudiante, confirman tanto los institutos como la conselleria. Los centros que quieran seguir con los portátiles por su cuenta deberán buscar sus propias soluciones, si bien la conselleria les asesorará si lo solicitan, señalan en Ensenyament.

Esta nueva vuelta de tuerca ha dejado situaciones bien heterogéneas en los centros de secundaria. Algunos han decidido abandonar paulatinamente el portátil y volver a los libros en papel con los alumnos de 1.º de ESO. Es el caso, por ejemplo, del instituto Alexandre Satorras de Mataró. Su directora, Fina Buil, explicaba la semana pasada que los alumnos que ya tenían el ordenador este curso continuarán con él a partir de septiembre, pero los estudiantes nuevos no se incorporarán al sistema digital. De esta manera, los de 1.º de ESO estudiarán con libros en papel, sin ordenador propio, mientras que los de cursos superiores seguirán con el netbook. Muchas familias no veían con buenos ojos pagar el portátil de forma íntegra y además los otros materiales escolares -libros de apoyo o cuadernos-. Una minoría de padres sí sugirió que seguir con el portátil ahorraría dinero a la larga, aunque hubiera que desembolsar los 300 euros que vale en lugar de 150 euros como hasta ahora, pero la idea no ha calado en este instituto. Otros centros, en cambio, han apostado por continuar con un portátil por alumno. En el centro público Abat Oliba de Ripoll los estudiantes que lleguen a 1.º de ESO a partir del curso que viene tendrán que llevar su propio portátil al centro. "Ahora que teníamos todos los cursos adaptados y que los profesores nos habíamos preparado para este cambio no podíamos volver hacia atrás", señala Mercè Vergès, profesora del centro y miembro del equipo directivo. Este instituto ha llegado a un acuerdo con una tienda local para que financie el portátil a las familias que lo necesiten. El portátil homologado por Ensenyament vale 300 euros, y los padres podrán financiarlo en diez mensualidades con un sobrecoste de tan sólo 10 euros. Pero Vergès explica que el centro no puede obligar a los padres a comprar un ordenador. Así que dejarán que cada alumno lleve el netbook que quiera siempre que cumpla unas mínimas condiciones. Los estudiantes también podrán llevar a clase el portátil familiar en caso de que los padres ya tengan uno y no quieran o no puedan adquirir otro más. Hasta este curso todos los alumnos debían comprar un determinado netbook, de la marca Toshiba, pero dejará de ser obligatorio. Algunas empresas están ofreciendo además paquetes con los contenidos digitales y los ordenadores. "Cada instituto se apaña como puede o como cree que debe hacerlo", dicen los profesores consultados.

Ensenyament invertirá el dinero del programa Educat 2.0 en la mejora de la conexión a internet de los centros y en la compra de pizarras digitales interactivas, explican. El 100% de las aulas de los institutos públicos cuenta ya con conexión a la red y el 90% tiene también pizarras digitales, según datos de la conselleria. La intención es extenderlo a las escuelas de primaria dentro de unos dos cursos.

La consellera de Ensenyament, Irene Rigau, se ha mostrado crítica con el modelo de un ordenador por estudiante desde que se implantó. "No rechazamos el 1x1, pero tampoco queremos ser esclavos de este programa", señaló Rigau hace un año, cuando anunció que el programa no seguiría extendiéndose a más institutos y que sólo se cubriría el crecimiento vegetativo de los centros que ya estaban dentro. Rigau quería evaluar la implantación del programa, si había sido positivo desde el punto de vista pedagógico o no. El año pasado Ensenyament dio la opción a los centros que ya usaban el portátil de invertir los 150 euros por alumno en la compra de netbooks para el instituto, no para el estudiante. Era una forma light del programa 1x1. Al final, un 15% de centros decidió pasarse a esta modalidad.

El programa de portátiles empezó en Catalunya en el 2009. La idea era extenderlo a todos los institutos en cuatro años, pero ahora se ha paralizado y 187 centros públicos aún no lo han probado. Ahora cada centro decidirá si sigue o no con el portátil.