Desaparece la Ética

ABC 23/06/2005

El objetivo de la LOE es eliminar todo lo que queda aún capaz de forjar en los jóvenes una capacidad crítica sobre lo que sucede a su alrededor. El alumno de cuarto curso de ESO estudia, en la asignatura de Ética, las principales tesis sobre lo que significan la verdad, el bien, el mal, la libertad, la democracia, la justicia. Tesis que sirven para tratar de entender lo que causa el orden social, político y económico y los fundamentos de los valores que han de orientar a los ciudadanos.

La ministra de Educación se complace en afirmar que la nueva Ley de Educación, la LOE, va a abrir de una vez por todas el «verdadero camino» a la convivencia ciudadana, siguiendo, dice, las directrices de la Comisión Europea. Y se va a eliminar la asignatura de Ética para poner en su lugar la de Educación para la Ciudadanía. En nombre del «laicismo» (¿acaso no es ya un modelo «laico» el que siguen los programas vigentes de Ética en cuarto curso de ESO?) se nos va a imponer el «fundamentalismo democrático» de corte alemana.

Las movilizaciones del estudiantado universitario de Filosofía y de los profesores de institutos parecen ser cosas de poca importancia para la ministra, porque el objetivo de Educación para la Ciudadanía está por encima de cualquier argumento: eliminar a Sócrates en Atenas, por «corromper a la juventud», es ahora eliminar la Filosofía y su Historia y la Ética filosófica de la educación de la juventud española, para imponer la peor de las demagogias. Diálogo, dicen la ministra y el presidente Zapatero; sí, pero cuando no interesa, se condena a muerte a la Filosofía (cuya esencia es el diálogo)...

Eliseo Rabadán Fernández. San Vicente de la Barquera (Cantabria).