EDUCACIÓN

LA VANGUARDIA - 00:00 horas - 14/12/2005

Las autonomías del PP pactan dar una formación común para todos sus alumnos

Rubalcaba considera que la medida supone una insumisión a la ley de Educación

El PP quiere que en sus comunidades se impartan unos contenidos comunes en historia, geografía y literatura. Además prometen coordinarse para implantar medidas muy similares a las establecidas en la ley de Calidad, derogada por Zapatero.

La ministra de Educación asegura que con este paquete de medidas contra la LOE, el PP se limita a "vender humo"

Contra las "deficiencias" de la ley orgánica de Educación (LOE), coordinación en todas las autonomías gobernadas por el PP. La secretaria popular de política social y bienestar, Ana Pastor, retomó ayer la bandera contra la reforma educativa socialista para anunciar que las comunidades en las que gobiernan el PP se comprometen a "garantizar una formación común" para todos sus alumnos.

Pastor anunció que mañana jueves, día en que el pleno del Congreso de los Diputados debatirá la LOE, las siete comunidades en las que gobierna el PP -Navarra, Rioja, Castilla y León, Madrid, Murcia, Baleares y la Comunidad Valenciana- firmarán un acuerdo sobre educación de once puntos que van desde el establecimiento en septiembre de los exámenes de recuperación en la ESO a la existencia de "evaluaciones externas" del sistema educativo. Buena parte de estas medidas están inspiradas en lo establecido por la ley de Calidad del gobierno de José María Aznar, que José Luis Rodríguez Zapatero derogó poco después de llegar a la Moncloa.

En opinión del portavoz del grupo parlamentario socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, el PP está cuestionando la aplicación de la ley e incurriendo, por tanto, en una "insumisión". Para Rubalcaba, los populares se mantienen en una estrategia de "crispación y mentiras" que ahora se completa con un tercer concepto "insumisión". La ministra de Educación, María Jesús San Segundo, también se sumó a las críticas a la propuesta del principal partido en la oposición, al que acusó de "vender humo" y señaló que la propuesta no "aporta nada nuevo al proyecto de la ley de Educación". Para San Segundo, el PP pretende ocultar que se han quedado solos en el Parlamento en el debate sobre la reforma educativa. En todo caso, la ministra de invitó al grupo popular a trabajar en el Congreso, como el resto de fuerzas políticas, para mejorar la reforma educativa que se encuentra en pleno proceso de debate.

El compromiso del PP habla de una formación "común" en historia, geografía y literatura, aunque, aclara, "añadiendo las peculiaridades de cada comunidad". Sin embargo, no aclara cómo se concretará esos contenidos compartidos ni qué papel tendrá el porcentaje de materias fijadas por el Gobierno central que ya establece la ley -55% en las comunidades con lengua propia, 65% en las que no tienen lengua propia-. También contempla que haya exámenes en septiembre en todos los curso de la ESO - el actual proyecto de la LOE establece estas pruebas de recuperación, sin fijar en qué momento se han de convocar-.

Pastor, que se reunió ayer con los consejeros de Educación del PP, insistió en que la LOE no garantiza las enseñanzas comunes en toda España y que los más de 2,5 millones de alumnos no universitarios de las comunidades con gobierno popular tendrán un "patrimonio cultural y de conocimiento común".

También prometen convertir en asignaturas obligatorias el latín, la física y la química, materias que según la ministra de Educación "están perfectamente garantizadas" puesto que la reforma establece la oferta obligatoria del latín y, en la última redacción, se precisa que física y química se podrán impartir de manera separada con geología y biología en ESO.

"Nos comprometemos", declaró la representante del PP, a una "revisión" de los decretos de derechos y deberes, dentro de las competencias autonómicas, para "favorecer un ambiente de estudio y de disciplina en las aulas", en respuesta al derecho de los alumnos a la huelga, que reiteradamente han criticado.

En cuanto a la financiación, el acuerdo recoge que los presupuestos de estas comunidades autónomas van a "reforzar y lo están haciendo ya" la escuela pública para conseguir solventar sus debilidades. Ana Pastor coincidió con los consejeros de Madrid, Luis Peral, y de la Comunidad Valenciana, Alejandro Font, en asegurar que los acuerdos del gobierno con los sindicatos y la memoria económica de la ley son "papel mojado" ya que afectan a competencias autonómica.

Mientras, para hoy hay convocada una jornada de huelga en la escuela pública. El Sindicato de Estudiantes, las organizaciones de trabajadores STES y CGT vuelven a protestar en la calle contra la reforma educativa y los acuerdos del Gobierno con la enseñanza concertada, por considerarlos como "una de las mayores agresiones" a la escuela pública de los últimos veinte años.

 

COMPROMISO

El acuerdo, que han de firmar mañana los consejeros del PP, se basa en tres ejes:

MATERIAS COMUNES. "Habrá una formación común que favorezca un patrimonio cultural y de conocimientos común, aunque añadiendo las peculiaridades propias de cada comunidad"

CALIDAD. Establecerán exámenes en septiembre en toda la ESO. Habrá evaluaciones externas. Prometen "trabajar para que el latín, la física y la química sean asignaturas obligatorias". Fomentarán integración de los alumnos con dificultades. Reforzarán los programas de iniciación profesional y lucharán contra el "bachillerato a la carta"

ESCUELA PÚBLICA. Los presupuestos autonómicos "reflejarán un compromiso reforzado con la escuela pública". Revisarán los decretos de derechos y deberes para "favorecer un ambiente de estudio y disciplina en las aulas". Antes del 31 de marzo, desarrollarán planes de fomento de la convivencia. Trabajarán por implantar y desarrollar una carrera docente para los profesores