Sr. D. Ján Figel

Presidente de la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Europeo

Unión Europea. Bruselas.

Cab-FIGEL@cec.eu.int

 

Distinguido Señor:

Nos dirigimos a Usted como ciudadanos europeos y como miembros de la comunidad educativa de España para exponerle los graves problemas que padece la Educación Secundaria Obligatoria en nuestro país, problemas que sin duda se van a agravar con la futura ley de educación (LOE), y para pedirle la intervención institucional de la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Europeo que Usted preside, a fin de conseguir la mejora de dicha situación.

Desde que en 1990 fue aprobada en España la LOGSE, ley que impuso el modelo comprensivo en la enseñanza Secundaria, muchos sindicatos y asociaciones de profesores, de alumnos y de padres de alumnos, nos hemos dirigido al Ministerio de Educación y a las Consejerías de Educación de las diferentes Comunidades Autónomas para denunciar lo que estaba pasando, para aportar propuestas de mejora y para solicitar rectificaciones urgentes. De nada han servido estas gestiones y nuestro Gobierno acaba de aprobar una nueva ley de educación, la LOE, que no sólo reitera los mismos errores que la LOGSE, sino que los aumenta. A modo de ejemplo citamos los siguientes tres aspectos:

Para conseguir el apoyo de los diferentes colectivos que conforman la llamada comunidad educativa, nuestro Gobierno ha ido cediendo a todo lo que estos le pedían, pese al perjuicio que dichas cesiones comportan al rendimiento del sistema. Por ejemplo, a los gobiernos autonómicos se les ha dado una ley inconcreta (la fórmula más usada en la LOE es el "se podrá ...." ) y no se ha establecido ninguna prueba externa que pueda evidenciar el fracaso escolar que en ellas se da. A los sindicatos de maestros de Primaria, que es el principal colectivo de votantes en las elecciones sindicales, ya no se les exigirá superar una oposición para acceder al cuerpo de profesores de Secundaria. A los centros privados concertados se les autoriza a cobrar mensualidades ("donativos voluntarios a fundaciones") a los padres. A los profesores de Secundaria, para evitar que continúen denunciando lo que pasa, se les prorroga hasta que se implante la ley (5 años) avanzar su jubilación a los 60 años, es decir cinco años antes que los demás trabajadores, y para contentar a los sindicatos de alumnos se concede a los alumnos la posibilidad de "hacer inasistencias a clase" ya desde la Primaria.

Desgraciadamente este sistema educativo ya está generando una población poco preparada en aspectos humanísticos y científicos, sin capacidad de crítica y básicamente consumista. Es decir, una sociedad que poco o nada tienen que ver con la construcción de la Europa del conocimiento. De seguir así las cosas en España, será imposible que Europa pueda alcanzar en el 2010 su objetivo de ser "un referente mundial en la economía del conocimiento, .... capaz de un desarrollo sostenible, con más y mejores empleos y una mayor cohesión social.".

En nuestra opinión es urgente actuar. La Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Europeo debería estudiar todo el Articulado de la LOE y sugerir todos los cambios que considerara necesarios para mejorar dicha ley. Por otro lado, para poder ser realmente eficaz ante esta ley y otras leyes parecidas de otros países, debería establecer pruebas externas obligatorias de mínimos para todos los alumnos europeos al final de su enseñanza obligatoria. Sólo esta medida permite saber lo que está pasando en cada uno de los países y poder así tomar las medidas que se consideren más convenientes. Sin estas pruebas Europa corre el riesgo de descubrir demasiado tarde que no cuenta ni con una juventud suficientemente preparada ni con una sociedad suficientemente cohesionada. Estas pruebas constituirían el primer paso hacia el "Modelo educativo europeo" que tanta falta nos hace para conseguir que ser europeo sea una identidad compartida por todos sus ciudadanos.

Finalmente queremos indicarle que en el caso de que Usted considere conveniente mantener una entrevista personal con alguno de nuestros representantes, puede dirigirse a las personas indicadas al final de este escrito.

Un muy cordial saludo

 

 

 

 

 

Nombre, DNI y e-mail.