La aplicación de la LOE se retrasa y no se pondrá en marcha hasta el curso 2007-2008

ALICIA RODRÍGUEZ DE PAZ - 19/05/2006

MADRID

 

El ministerio acuerda con las autonomías un calendario que aplaza un año cuestiones polémicas como la promoción o la asignatura de religión. Hasta el curso 2008-2009 no será obligatorio llevar a cabo las pruebas de diagnóstico a los alumnos de 10 y de 13 años

El Consejo de Ministros del 23 de junio aprobará el real decreto con el calendario de aplicación de la ley de Educación (LOE), donde se establece que el curso que viene los colegios sólo incorporarán aspectos secundarios de la reforma como la extensión de los programas de diversificación curricular en la ESO. La ministra de Educación, Mercedes Cabrera, logró ayer el acuerdo con las comunidades autónomas para que el grueso de la LOE comience a aplicarse en el curso 2007-2008.

El pasado mes de abril, cuando la nueva ley superó el último trámite parlamentario, los responsables del Ministerio de Educación contaban con trasladar al curso que comienza en septiembre la promoción en la ESO, los exámenes de recuperación o el nuevo estatus de la asignatura de religión. Sin embargo, cambios como éstos (los alumnos de secundaria repetirán con cuatro asignaturas suspendidas y con tres, si no deciden lo contrario los profesores; la asignatura confesional será evaluable, pero no contará para repetir o hacer media) tendrán que esperar un año más y se incorporarán en el 2007-2008, al igual que otros ya previstos como las nuevas enseñanzas en 1.º y 2.º de primaria y 1.º y 3.º de secundaria. Así, el secretario general de Educación, Alejandro Tiana, señaló que el polémico decreto que debe desarrollar la enseñanza confesional y establecer finalmente si habrá asignatura alternativa o no, "se supone que estará a finales de año, con el conjunto de la ordenación académica". Para entonces también debe estar listo el decreto de enseñanzas mínimas, que ha de fijar la Administración central, para que después cada comunidad autónoma diseñe los currículos de cada curso, y los contenidos de la nueva asignatura de educación para la ciudadanía.

En el 2008-2009 entrarán 3.º y 4.º de primaria, 2.º y 4.º de secundaria y 1.º de bachillerato, así como la obligatoriedad de que las comunidades autónomas realicen evaluaciones de competencias a los alumnos de 10 años (4.º de primaria) y los de 13 años (2.º de secundaria). Los ciclos formativos se completarán un curso después con la introducción de 5.º y 6.º de primaria y 2.º de bachillerato, además de poner en marcha las nuevas pruebas de acceso a la universidad.

Mercedes Cabrera negoció con los responsables autonómicos de Educación cómo distribuirán los 175 millones de euros para ayudar a las comunidades a financiar la gratuidad de la educación infantil de tres a seis años. A Catalunya le corresponden unos 28 millones de euros. La ministra señaló que en el 2008 la partida total puede alcanzar los 400 millones de euros.

La ministra también anunció que en "pocas semanas" contarán con el borrador del estatuto del profesorado, que con insistencia han reclamado los sindicatos, y la reforma del consejo escolar, para que sea posible la incorporación de representantes autonómicos.

La responsable de Educación valoró ayer la decisión de los consejeros del PP (Madrid, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla y León, Murcia y Navarra) de fijar unas enseñanzas comunes. Cabrera se congratuló de que estos gobiernos "hayan decidido aplicar la LOE". En todo caso, señaló que la unidad de acción entre las autonomías populares "no vulnera la autonomía de los centros".