REFORMAS

EDUCATIVAS DEL GOBIERNO

 

Con los siguientes objetivos…

 

… el Gobierno ha promovido una reforma educativa cuyas principales medidas se centran en:

 

  1. Los contenidos.

1.1. Refuerzo de las asignaturas instrumentales:

1.2. Actualización y clarificación de los programas de todas las asignaturas.

1.3. Se potencia el estudio de las Humanidades (Historia, Filosofía, Literatura, Cultura Clásica y Latín).

1.4. Se impulsa la cultura científica.

1.5. Se crea un área de estudio llamada "Sociedad, Cultura y Religión", con dos opciones, una confesional y otra no confesional (dedicada al estudio de las religiones desde el punto de vista histórico y cultural).

1.6. El fomento de la lectura, la expresión oral y la comprensión escrita se convierten en ejes vertebradores de todo el sistema educativo.

 

  1. La reorganización del sistema educativo.

2.1. Educación Preescolar (hasta los 3 años): voluntaria para las familias. Tendrá carácter educativo-asistencial.

2.2. Educación Infantil (3-6 años), se convierte en gratuita y seguirá siendo voluntaria para las familias.

2.3. Educación Obligatoria

2.3.1. Educación Primaria (6-12 años)

2.3.2. Educación Secundaria Obligatoria (12-16 años)

2.4. Se establecen Programas de Iniciación Profesional, con una duración de dos años, que sustituyen a la actual Garantía Social, y que significan una nueva oportunidad para que todos los estudiantes puedan obtener el Título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

2.5. Se dota al sistema educativo de la flexibilidad que demandaban los profesores para ofrecer oportunidades de calidad a todos los alumnos, atendiendo de una forma más específica a sus diferentes expectativas e intereses.

  1. El esfuerzo, el estímulo y la evaluación.
  2. 3.1. El próximo curso 2003/2004 se suprime la promoción automática, por la que actualmente los alumnos pueden pasar de curso con todas las asignaturas suspendidas. En Secundaria, los alumnos que tengan más de dos asignaturas suspendidas, repetirán curso. Se elimina así el espejismo del actual sistema, que supone una gran desmotivación para profesores y alumnos, que veían que sin esfuerzo podían pasar de curso.

    3.2. Habrá exámenes de recuperación en Secundaria, que actualmente no existen, para que los alumnos tengan otra oportunidad para aprobar las asignaturas que han suspendido.

    3.3. Se recuperan las calificaciones más precisas de Sobresaliente, Notable, Bien, Suficiente e Insuficiente, para ofrecer una mejor información a padres y alumnos sobre su rendimiento académico que la que se les ofrece en el sistema actual (Progresa Adecuadamente o Necesita Mejorar). Además, en la ESO, las notas irán acompañadas de una calificación numérica (de cero a diez). Los alumnos que obtengan un 10 recibirán Matrícula de Honor en reconocimiento a su esfuerzo.

    3.4. Se establece una prueba externa al final del Bachillerato para homologar los conocimientos adquiridos por los alumnos, tal y como ocurre en la mayor parte de los países de la Unión Europea. En la actualidad, un alumno puede obtener el Título de Bachiller sin haber pasado ninguna prueba externa que homologue sus conocimientos. La superación de esta Prueba General de Bachillerato, que se implantará en el curso 2005/2006, será requisito para obtener el Título de Bachiller.

    3.5. Se suprime la Selectividad como prueba de acceso a la Universidad.

    3.6. Para la calificación final del Bachillerato (compuesta en un 60% por las notas de los dos cursos de este nivel y en un 40% por la nota de la PGB), será imprescindible haber aprobado la PGB con, al menos, un cinco. (Actualmente la media puede hacerse aunque el alumno haya suspendido la Selectividad puesto que basta con tener un cuatro).

     

  3. El apoyo al profesorado.

4.1. Se refuerza la importancia de la formación de los profesores, tanto inicial como permanente.

4.2. Se fomenta la evaluación del profesorado.

4.3. Se estructura una nueva carrera docente con mayores posibilidades de promoción, que tiene como último tramo el reestablecido Cuerpo de Catedráticos.

4.4.Se establecen medidas de apoyo al profesorado:

  1. La gestión de los centros.

5.1. Se profesionaliza la función directiva para estimular a los docentes a desarrollar esta importante labor (actualmente, más de un 80% de los directores tienen que ser elegidos por las Administraciones por falta de candidatos).

5.2. Incentivos económicos y profesionales para los directores.

5.3. Mayor autonomía en la gestión de los centros.

5.4. El director tendrá mayores competencias para mantener la disciplina y la convivencia en los centros.

5.5. Se da a los centros la posibilidad de especializarse en determinadas áreas de conocimiento.