AMES-FPS

(ACCIÓ PER A LA MILLORA DE L'ENSENYAMENT SECUNDARI)

(FEDERACIÓ DE PROFESSORS DE SECUNDÀRIA)

Apartat de Correus 20.091 08080 BARCELONA Tf: 93.347.84.75

E-mail: ames@colegio.net WEB: http://amesweb.tripod.com

 

NOTA DE PRENSA

29 de julio de 2002

URGENTE

  

El Sindicato "Acció per a la Millora de l’Ensenyament Secundari (AMES)", manifiesta su decidido apoyo al Proyecto de Ley Orgánica de la Calidad de la Educación (LOCE).

El sindicato de profesores de enseñanza secundaria AMES, destaca las mejoras realizadas por lo que se refiere a la carrera docente y acoge muy positivamente la gran reforma que se realiza sobre la antigua Garantía Social, posibilitando, mediante la titulación en Secundaria, a través de cursos de Iniciación Profesional, la integración de alumnos que la LOGSE segregaba cruelmente. Estima, por lo que se refiere a las exigencias de titulación del profesorado, que algunas Comunidades Autónomas lo siguen incumpliendo flagrantemente, y que el Proyecto es susceptible de algunas mejoras técnicas durante el trámite parlamentario.

Barcelona.

El sindicato de profesores de enseñanza secundaria AMES, sindicato de ámbito catalán actualmente federado en la Federación Sindical de Profesores de Secundaria (FPS), que ha venido reuniéndose con el Ministerio para contribuir a la mejora de diferentes aspectos de la futura Ley de Calidad, manifesta su abierta satisfacción por algunas de las reformas que se han realizado sobre el Anteproyecto.

Estima que han sido atendidas muchas de las sugerencias realizadas tanto por el sindicato y por la Federación Sindical de Profesores de Secundaria, que ya manifestaron en su momento su apoyo a los itinerarios en la ESO como fórmula integradora y propusieron algunos aspectos de su estructura.

El sindicato felicita al Ministerio por la decisión de suprimir la preferencia de los Catedráticos para impartir el Bachillerato. La supresión de esta preferencia fue solicitada reiteradamente por AMES y FPS, por considerarse innecesaria y anacrónica.

AMES considera un acierto absoluto el que los alumnos de los Programas de Iniciación Profesional (PIP) puedan titularse en Secundaria. Esta medida fue propuesta hace meses por la FPS al Ministerio de Educación, como fórmula para integrar al alumnado que la LOGSE segregaba cruelmente, impidiéndoles titularse en Secundaria y poder continuar estudios de FP o Bachillerato. Para el sindicato AMES, de aprobarse el proyecto de Ley, tal y como está ahora, tendríamos una Ley de Educación en el futuro mucho más integradora que la LOGSE, una Ley que ofrece posibilidades a todos según sus cualidades, aptitudes e intereses.

La Ley ofrece una considerable dosis de sentido común cuando establece que las Jefaturas de Departamento en Secundaria serán ejercidas obligatoriamente por Catedráticos o Profesores del Cuerpo de Profesores de Secundaria, todos ellos titulados superiores de Grupo A (licenciados o doctores); algo que la LOGSE dejaba sin definir y que hizo posible, durante los últimos años, que funcionarios de otros cuerpos docentes de grupo B (Diplomados Universitarios o incluso con titulaciones de FP2), ejercieran esas funciones, absolutamente esenciales para la calidad docente.

AMES valora como algo extraordinariamente positivo el que la dirección de los centros docentes se encargue, igualmente, al profesorado de su nivel educativo, que hasta ahora podía ser ejercida por docentes de niveles educativos inferiores, es decir por docentes sin capacidad legal para impartir clase en los niveles de los centros que venían dirigiendo.

Estima una notable mejoría la intervención del Claustro en la elección de los miembros de la Comisión de Selección del Director, algo reclamado por AMES recientemente.

Son muchas las mejoras que el sistema educativo recibe con la Ley de Calidad: supresión de la Promoción Automática, Itinerarios flexibles, grupos de refuerzo, flexibilidad en la atención a las Necesidades Educativas Especiales y superdotados, Iniciación Profesional con titulación, cultura de la evaluación y el esfuerzo, evaluación externa del sistema.

Destaca mejoras laborales como la reducción lectiva a profesores de más de 55 años, sustituyendo horario lectivo por otras actividades en los centros sin reducción salarial o la insistencia en la actualización científica y didácticas o el reconocimiento del derecho a las licencias por estudios, entre otras.

Considera que durante el trámite parlamentario son posibles mejoras técnicas, como la definición inequívoca de los niveles de cualificación y titulación del profesorado que habrá de impartir las materias del Primer Ciclo de la ESO; estimando el sindicato AMES, junto con la FPS, que resulta absolutamente imprescindible la derogación y sustitución por una Adicional, en su caso, de la Disposición Transitoria Cuarta de la LOGSE, que ha generado y sigue generando graves deficiencias en el nombramiento del profesorado para los alumnos de doce y trece años, algo difícil de explicar a la sociedad, pero un problema muy grave y muy real. Un problema que el Proyecto de Ley no ha querido abordar, quizá debido a la presión de algunas Comunidades Autónomas que no exigen la titulación preceptiva al profesorado de 1º y 2º de la ESO. Algo muy necesario, que atenta directamente contra la calidad de la educación y que, incomprensiblemente, el Ministerio no ha sabido atajar.

 

Consideramos que es un grave error establecer que no sea necesario aprobar todas las materias del cuarto curso de la ESO para obtener el Título de Graduado en ESO. Con este criterio se propicia que el alumnado deje de estudiar, ya desde principio de curso, aquella materia o materias que más le cuestan y que, generalmente, son las que más precisa. La experiencia nos indica que para unos alumnos serán las matemáticas, para otros la lengua y para otros los idiomas. Este criterio también propiciará que aquellos profesores que deseen trabajar más y mejor, probablemente serán los que menos alumnos interesados en hacerlo tendrán en sus clases. Si lo que se pretende es evitar que por una sola nota se suspenda la ESO, basta con establecer un criterio de compensación con el resto de las notas y seguir confiando en el sentido común del profesorado.

También consideramos que la evaluación de la función directiva debe realizarse por la misma Comisión que elige al Director de cada centro, algo que queda indefinido en el Proyecto. Así, podría ocurrir que el Director fuese elegido por unos y evaluado por otros, algo incomprensible.

Por lo que se refiere a la no valoración de la Religión ni de la Alternativa a la Religión para la nota media o la promoción de curso, el sindicato AMES advierte de un hecho que afecta a las condiciones de trabajo del profesorado que habrá de impartir ambas enseñanzas. Más allá del posicionamiento ideológico por lo que se refiere a la Religión, la realidad es que el profesorado que haya de impartir las Enseñanzas Alternativas a la Religión, se verá en una muy difícil situación: impartir una enseñanza que el alumno sabe que no cuenta para la nota media de la ESO ni para pasar o no pasar de curso. Ello hará de la función docente en esta materia, una MISIÓN IMPOSIBLE.

En esta cuestión no cabe el término medio: si en los centros públicos se decide impartirá Religión Y SU ALTERNATIVA LAICA, ambas deben ser evaluables y tenidas en cuenta para la promoción, si no se quiere que estas materias, y especialmente la Alternativa, se queden en una penosa pérdida de tiempo para profesores y alumnos.

Finalmente, el sindicato destaca la necesidad de profundizar en la autonomía de los centros, mejorar la financiación de las políticas educativas e incentivar económicamente la función tutorial.

Independientemente de los aspectos mejorables que acabamos de comentar, el sindicato AMES valora como una gran noticia y como un gran impulso para la mejora de la calidad de la enseñanza, la aprobación del Proyecto de Ley y, contrariamente a lo que auguran los llamados sindicatos de clase, pronostica un apoyo absolutamente mayoritario del profesorado de secundaria a esta Ley Orgánica en el próximo otoño, y anuncia que AMES pedirá apoyo para esta Ley al Profesorado de Secundaria, al tiempo que insistirá, desde un estricto espíritu constructivo, para que las mejoras que aún son posibles, se realicen durante el trámite parlamentario.

 

 

AMES - FPS