Unos 35.000 escolares catalanes estudiarán en barracones pese a la apertura de 67 centros

Catalunya cuenta con algo más de un millón de alumnos, de los cuales un 3,5% iniciará las clases, el próximo lunes, en barracones

"Este Gobierno se ha encontrado con centros provisionales con once años de antigüedad", señaló Marta Cid

ALEC FORSSMANN - LA VANGUARDIA 06/09/2005

BARCELONA

Unos 35.000 escolares de toda Catalunya deberán iniciar el nuevo curso escolar 2005-2006 en barracones. Así lo anunció ayer la consellera de Educació, Marta Cid, en una rueda de prensa a la que también asistió el conseller primer, Josep Bargalló, y en la que se hizo balance de las obras realizadas de cara al curso 2005-2006, con un total de 678 actuaciones.

"Los centros provisionales afectan aproximadamente a un 3,5% de la totalidad del alumnado, que superará el millón de personas en el próximo curso", indicó Marta Cid. Sin embargo, señaló que en vistas al nuevo curso entrarán en funcionamiento cuatro centros más de los que ya se anunciaron en junio, es decir un total de 67, de los cuales 13 son ampliaciones. La inversión total ha alcanzado los 325 millones de euros.

Cid y Bargalló también anunciaron que, con el objetivo de "poner la escuela al día" el ejecutivo puede aprobar hoy la construcción de 36 nuevos centros docentes por un importe de 112,8 millones de euros.

Las comarcas de El Baix Llobregat, Maresme y Alt y Baix Penedès, que han recibido un incremento de 7.000 alumnos en un año, son las que recibirán las tres cuartas partes de los nuevos centros provisionales. Por lo que respecta a la ciudad de Barcelona, Cid y Bargalló aducieron "una dificultad añadida" y es la que hace referencia al "suelo y los terrenos".

"Catalunya está avanzando muro en materia educativa, pero avanzar no quiere decir estar donde deberíamos". afirmó Josep Bargalló, que reiteró que en dos años de tripartito se ha invertido más en materia educativa que en cuatro años de la anterior legislatura. En concreto, la inversión ha sido de 569 millones de euros, "un compromiso superior al que se había producido en la legislatura anterior", precisó Bargalló.

Y es que eliminar los barracones ha sido una de las prioridades del tripartito: "Queremos acabar con los centros provisionales. Este Gobierno se ha encontrado con centros provisionales que se remontaban a once años de antigüedad", recordó Marta Cid, que añadió que iniciaron la nueva legislatura con 17.000 alumnos en barracones, de los cuales "muchos los hemos retirado, pelizados de la misma manera hemos tenido que construir otros nuevos".

El Govern ha retirado 112 módulos y ha construido 97. "Muchas escuelas se cerraron durante la anterior legislatura. A finales de los noventa se produjo una reducción de 80.000 alumnos", dijo Marta Cid, que aludió a dos dificultades para acabar con las aulas prefabricadas: la inmigración y el incremento de la natalidad en Catalunya.

"No sabemos cuántos alumnos recibiremos de la futura inmigración regularizada", justificó Bargalló. La consellera de Educació añadió que "según un estudio sociológico, la inmigración representa un 9,5% del alumnado. Pero el crecimiento de alumnos no proviene únicamente de la inmigración, ya que este país está escolarizando también el baby boom propio".

Sea como fuere, el próximo lunes 12 de septiembre, día en que se inaugura el nuevo curso escolar, los centros públicos y privados de toda Catalunya deberán acoger a más de un millón de alumnos - además de 84.000 maestros y personal docente-, 35.000 de los cuales lo deberán hacer en barracones.